lunes, 8 de septiembre de 2014

Sanidad al borde de la electrocución



 Los bomberos desalojaron los barracones por el riesgo de que una bolsa de agua hundiera el techo


De: PODEMOS, Círculo de Alpedrete
A:   Marisol Casado Nieto, alcaldesa-presidenta del ayuntamiento de Alpedrete


1 de septiembre de 2014

Hace más de dos años, el 9 de mayo de 2012, el viceconsejero de Asuntos Generales de la vicepresidencia de la Comunidad de Madrid, Borja Sarasola, y la alcaldesa de Alpedrete, Marisol Casado Nieto, visitaron el centro de salud del municipio y anunciaron el inicio de las obras para su ampliación y reforma. Ellos mismos dijeron que los trabajos comenzarían a final del verano, el de 2012, y que el tiempo estimado de ejecución del proyecto sería de un año.

Ambas previsiones se han incumplido. El centro de salud sigue cerrado. La conclusión de obra anunciada para el verano de 2013, ya ha superado el periodo estival de 2014. Esa demora tiene una influencia económica directa, medio millón de euros en concepto de alquiler de los barracones en los que se está pasando consulta.

Unas barracas (a las que el diccionario de la RAE define como caseta o albergue construido toscamente y con materiales ligeros) que han mostrado sus carencias en muchas ocasiones, la última el pasado 18 de agosto. El día de la tormenta (dos horas de lluvia) las “barracas sanitarias” tuvieron que ser desalojadas a instancias de los bomberos por el riesgo de que se derrumbara el techo por una balsa de agua. El agua entraba por todas partes. Techo, ventanas y suelo se convirtieron en cauces de lluvia inundando, entre otras cosas, los cajetines eléctricos y los medicamentos. Al parecer, fue un policía municipal que esperaba para ser atendido el que alertó de la peligrosidad de la situación. Agua y electricidad = riesgo de electrocución. La precariedad de las barracas quedó de manifiesto, además de por la inundación, porque una de las consultas médicas no pudo utilizarse durante tres días ya que cada vez que se encendía la luz saltaba el automático. Un electricista del ayuntamiento reparó la avería, casi como un favor, ante la falta de asistencia de la empresa de mantenimiento que tiene esa obligación por contrato.

¿En qué situación están trabajando los profesionales de la salud en Alpedrete y en qué condiciones están siendo atendidos los ciudadanos del municipio?

Quedamos a la espera de su contestación en:

                                                                                  PODEMOS, Círculo de Alpedrete

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada