domingo, 18 de enero de 2015

Carta abierta de un trabajador de Gigante

El presidente de la Comunidad de Madrid, Ignacio González; el consejero de Sanidad, Javier Maldonado; el consejero de Presidencia, Salvador Victoria; y la alcaldesa de Alpedrete, Marisol Casado, inauguraron el pasado viernes 16 de enero el Consultorio de Salud de Alpedrete. A muy pocos metros un grupo de trabajadores de Gigante colocaron unas pancartas en las que se leía "Ni sueldo, ni paro. Secuestrados" o "Los más de 500 empelados de Gigante seguimos sin cobrar". Ninguno de los representantes de la Comunidad de Madrid ni la alcaldesa de Alpedrete consideraron oportuno acercarse a los trabajadores de Gigante para ofrecerles una palabra de aliento.La situación de algunos de los más de 500 trabajadores de Gigante comienza a ser insoportable. Muestra de ello es la carta abierta de uno de ellos que publicamos a continuación:

"Ya estamos a mediados de enero y todavía no hemos cobrado la nómina de diciembre. El mes pasado mi familia me dejó el dinero para los pagos, y ya no les puedo pedir más porque tampoco les sobra. Si no me pagan este mes no se qué voy a hacer. Seguro que si yo no pago me embargan, y a los dueños de Supermercados Gigante que no pagan, mejor dicho, que nos han robado nuestro dinero a 500 familias no les pasa nada. ¡Qué vergüenza y qué injusticia!

Mi mayor cometido en la vida desde que nació mi hija es que ella sea feliz y que no le falte de nada. Para eso trabajo 10 horas al día. Ahora, por culpa de estos desalmados no duermo por las noches y cuando miro a mi hija se me cae el alma a los pies, porque no puedo hacer nada sino esperar a que estos desalmados decidan si podemos ser felices o no. Vivimos en una dictadura".


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada